Una habitación para dos

Una de las cosas que más me gustan, es regalarme (nos) una escapada de vez en cuando, un tiempo más allá de la rutina y las prisas, para vivir a otro ritmo, hacer poco o mucho, pero sobre todo para detenernos en lo importante que no suele ser lo que se lleva el tiempo y la energía en el cada día. No se trata de vacaciones, sino de escapadas, apenas un par de noches, para no olvidar porqué estamos juntos.

Con el tiempo hemos recopilado una pequeña agenda (que tratamos de ampliar en cuanto es posible) de lugares en los que perderse un fin de semana o un puente medio largo, y me apetece compartirla con tod@s vosotr@s. Son lugares diferentes, que tienen en común, proporcionar un espacio tranquilo y relajado, donde una pareja puede perderse más allá del mundo y a salvo del tiempo.


Iré incorporándolos poco a poco, espero que os gusten:

EN TORTOSA


El Parador de Tortosa, Castillo de la Suda, es una de esos alojamientos llenos de magia en los que uno puede soñar que ha retrocedido en el tiempo, sobre la colina que domina Tortosa ofrece unas vistas inmejorables de la ciudad, destacando la curiosa visión del techo de la Catedral, y de uno de los últimos tramos del Ebro que camina ya hacia su final en el Delta.

Son las zonas comunes las que más recrean el pasado histórico del Castillo, destacando la torre del homenaje o el salón restaurante, pero ese aire de un pasado a otro ritmo nos acompaña también en las cuidadas habitaciones.

EN NAVARRA


Iribarnia PVV
El Hotel boutique Iribarnia es un hotel con carácter y mucha historia, conserva del siglo siglo XVI, las paredes de piedra y la estructura de madera, sobre las que se ha creado un apacible refugio de intimidad y sosiego en habitaciones de camas enormes, suelos de madera y bañeras para dos, sobre las que cae la noche más oscura y silenciosa, un lugar perfecto para despertar caricias.


Un espacio cálido para recogerse con un buen libro junto a la chimenea, o si el tiempo lo permite, instalarse en la antigua huerta, reconvertida en jardín bordeado por un río que junto al trinar de pájaros que apenas se intuyen, rompe el silencio que te cobija, un silencio en calma, salvo si levantas la vista y ves descender la niebla como una dama blanca.

MÁS QUE OSTRAS

Villa La Tosca PVV
Villa La Tosca es un edificio de principios del siglo XX edificado en el estilo de lo que se dió en llamar arquitectura arcachoniense(?) de inspiración italiana, lo que para cualquiera que conozca Ribadesella sería una mansión marinera de burgeses con muchos posibles, que se ha reinventado a sí mismo convirtiéndose en un alojamiento peculiar de enormes habitaciones con vistas al mar o al jardín y cuidadas zonas comunes como el salón, la cocina, el comedor, la terraza o la biblioteca, que puede alquilarse por habitaciones o si te toca la primitiva, completa.

Una delicia frente a una bahía llena de vida, dónde es fácil imaginar una estancia en familia.


EN LA JACETANIA

Habitación Fuente. Hotel Barrosse PVVEn esta ocasión nos dejamos seducir por la singular propuesta que hace Barosse, habitaciones de ensueño y calma, mucha calma. Muy cerca de Jaca, a los pies de la Peña Oroel y bajo la atenta mirada del Rapitán, cobijado bajo su alero de pizarra, este diminuto hotel con encanto proporciona el escenario perfecto para cualquier fantasía a dos, al calor de su chimenea, mecidos por el burbujear de su jacuzzi o simplemente dejándose embrujar por un cielo pleno de estrellas. 


EN LA FRONTERA

Palacio Carlos V PVVEl Parador de Hondarribia está situado en el Palacio de Carlos Vfundado por el rey navarro Sancho Abarca en el siglo X, el Parador se alza sobre un castillo que mantiene su estructura de fortaleza medieval, aunque ese aspecto defensivo esconde un interior magistralmente recuperado: recovecos, arcos, forjados y artesonados envuelven al viajero en una atmósfera de mágica belleza, donde no puedo dejar de recomendar para un buen rato disfrutando de la impresionante serie de tapices que cubren los muros de una de sus salas y el patio interior reconvertido en recóndita terraza.

Os recomiendo pedir una habitación con vistas al mar, no son las más grandes, pero dejar vagar la mirada sobre el rítmico deslizarse de una tradicional trainera a primeras horas de la mañana o fantasear con las luces que tililan desde la noche francesa, es una delicia.


AZUL Y VERDE EN EL PAIS VASCO

Gametxo hotel PVV
Mi rincón favorito es el hotel Gametxo en Ibarrangelu, Vizcaya, en plena naturaleza dentro de la Reserva de la Biosfera de Urbaibai, entre las playas de Laida y Laga, cerca de pueblos marineros con puertos increíbles que hablan de tempestades y galernas y kilómetros de bosque.

Puedes contemplar el cantábrico desde la cama, disfrutando de las olas que acarician las agrestes costas de la Isla de Ízaro, y planear con deleite dónde irás a comer hoy; y si eres deportista, calzarte el neopreno y probar suerte, quizás disfrutes la famosa ola de Mundaka. Por si no os tienta suficiente, acaban de incorporar un pequeño spa privado...

UN SPA PARA DOS

Cal Barber
El Hotel Cal Barber es un pequeño establecimiento de la provincia de Tarragona, donde resulta sencillo combinar playa, arte y naturaleza, e igualmente ideal para no hacer nada más que disfrutar. Sin duda el pequeño, pero completo, spa que se reserva para uso exclusivo y en el que no falta la botella de cava, por aquello de juntar burbujas por dentro y por fuera, tiene mucha culpa de que el tiempo se detenga y el cuerpo recupere gratas sensaciones. Un trato amable y un desayuno realmente sabroso, hacen de este un lugar estupendo para perderse de dos en dos.

CHIMENEA EN TERUEL

Teruel existe y el Matarraña es una de sus comarcas más hermosa. Su oferta turística es amplia y variada. 

Hoy os traigo Consolación, Un hotel de sorprendente arquitectura e interesante gastronomía; sus kubos se abren al paisaje sin miramientos ni cortapisas, un modo diferente de entender el lujo, basado en el espacio, la intimidad y los pequeños detalles como sus chimeneas colgantes o sus bañeras excavadas en el suelo. Un lugar para refugiarse bajo la manta libro en mano, disfrutando del amor del fuego y el lento transcurrir de las horas frente a ti. 

ENTRE UVAS DE CAVA

Gimenelles
El Hostal del Castell de Gimenelles es un pequeño hotel rural en la comarca del Penedés, habitaciones de sencilla decoración impregnadas de calma y sosiego, una cocina más que cuidada y unos espacios comunes acogedores que han ido creciendo hasta incorporar una pequeña piscina en el exterior. 

Un lugar para "encontrarse", sin artificios, sin estridencias, que admite tanto la visita tranquila de quien no quiere moverse mucho, como la de quien disfruta de perderse por carreteras secundarias, disfrutando, quizás de la laboriosa actividad de las bodegas de cava de la zona, pequeñas y familiares o monumentales como Cordoniu.

EN GERONA

Aiguablava
El Parador Nacional de Aiguablava es uno de esos lugares que parecen un sueño, su ubicación privilegiada, la calma de sus espacios al aire libre, la pulcra sencillez de su interior y la siempre exquisita atención del personal de Paradores hacen de él una apuesta segura.

Los paisajes de Dalí, su museo, la cercana frontera francesa, la melancolía de la visita al poeta, o la propia Gerona se ofrecen a llenarte los días que consigas robarle a la contemplación de un mar que te enamora.


SILENCIO EN CABO DE GATA



Almería es uno de esos escasos rincones del Mediterráneo en los que el "progreso cementero" no ha triunfado y El Molino de Fernán Pérezun lugar muy especial dónde establecer el cuartel desde el que descubrir las playas de Cabo de Gata, perderse en el desierto de Tabernas o disfrutar del encanto de los pueblos del interior. 

Un cortijo convertido a fuerza de ganas, ilusión y montañas de cariño, en un lugar especial, donde la noche tiene otro significado.

8 comentarios :

  1. Tenemos esa escapada de la que hablas en tareas pendientes, pero llegará estoy segura de ello.
    BESOS Y A DISFRUTARRRR
    Y yo me voy a trabajar que ya llego tarde jejejeje

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría en estos momentos de mi vida esa escapada para dos.

    Que la tuya sea fantástica.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Las ventajas de vivir en un continente lleno de sitios con historia y comodidades. Las distancias no son un problema. Desaprovechar tales oportunidades configura un pecado imperdonable...
    ¡Que lo disfruten!

    ResponderEliminar
  4. Espero que la última haya sido tan estupenda como es habitual.
    Muy bonito el cambio. Me gusta.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Como tu, tenemos la costumbre de viajar por España, antes con niños, ahora solos; antes con viajes organizados, ahora nos lo montamos por nuestra cuenta, estoy buscando algo con encanto en la zona de Salamanca, Valladolid y Avila.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho este espacio!!! Me dan ganas de copiártelo, pero tengo anticuada la lista de lugares, con esto de la crisis. Si me da por rebuscar en los recuerdos, te importa si hago algo parecido en mi blog???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por su puesto, pasaré a coger ideas...

      Eliminar