, , , ,

Avestruces en el empedrao

No sé si se puede estar más harta y avergonzada de pertenecer a esta Unión Europea de los capitales y a esta España madrastra y sin memoria, no sé si después de esto vienen el desencanto y la mirada vuelta al interior o solo queda la reacción sin pausa, sin límite, sin descanso.

Como si no fuese suficiente saber que la UE destina importantes fondos a Turquía un país envuelto en una deriva dictatorial que no parece importar a nadie, quizás porque no se puede utilizar como arma arrojadiza sobre un enemigo político como sucede con Venezuela, de dónde por cierto cada día es más complicado informarse –entendiendo por información datos objetivos y contratados-, ahora resulta que la cuota de refugiados que cada país miembro iba a acoger va ser sensiblemente reducida, quizás para acercarla al compromiso real de los Estados Miembros.

Y como si ponerle número a la vidas de otros no sirviese ya para hervir la sangre, resulta que acaba de ponerse el foco en el enemigo silencioso. Así el Ministro Zoido, para el que espero esté siendo tramitada la correspondiente reprobación, que no sirve para mucho pero incomoda y permite un espacio en el que obligar al afectado a mirarse al espejo y cada parlamentario y parlamentaria a pronunciarse, defiende la idea de que las ONGs están, en el fondo, haciéndoles el juego a las mafias.

Avestruz con la cabeza en el suelo
Es decir no solo se afianzan en la estrategia del avestruz, “si no miro, no están” sino que no les duelen prendas en asegurar que el problema es de otro, específicamente de quienes no apagan sus radares para ignorar las peticiones de ayuda de quienes se encuentran a la merced de un mar, el mediterráneo reconvertido en tumba silenciosa de quienes huyen de una muerte que alimentamos, de quienes salvan vidas, así que se empecinan en meter la cabeza en el empedrao, el culpable perfecto para quienes no asumen su responsabilidad.

Mueren en el mar, huyen de la guerra, de la desolación, de la tortura, meten a sus hijos pequeños en barcas de juguete a precio de cruceros de lujo (espeluzna pensar que se cruzan con nuestros hoteles flotantes, que son avistados por pasajeros a salvo de la realidad gracias a su dinero) y arriesgan sus vidas. Si no fuese por las ONGs como Proactiva Open Arms a quien dedicó Jordi Évole uno de sus programas más crudo, serían muchos más los fallecidos ante el silencio cómplice de quienes reducen las cuotas de “vida” y se ofenden con Grecia o Italia al límite de sus propias capacidades de acogida.

Quizás si la próxima vez que escondan la cabeza se encontrasen con la dureza de un empedrao consistente, formado por tantos y tantas que no sea posible disfrazarnos en los telediarios de radicales antisistema y explicar así lo lógico que es golpearnos, silenciarnos y asustarnos, quizás así podríamos levantar la mirada y sentir orgullo de hacer lo correcto.

8 comentarios :

  1. Reprobar a un ministro de Rajoy es como ponerle una medalla al mérito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No merece la pena bregar con esta canalla, ni si quiera con palabras, tiempo que se pierde.

    ResponderEliminar
  3. Cuando oí lo que dijo el ministro me dieron ganas de noséqué, una barbaridad, no se puede ser más miserable, es imposible...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Además de incompetentes, son inútiles, tontos y cobardes; pero esta perla y el resto del equipo.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  5. Lo peor del avestruz,,es cuando te lo hace una persona que confias en ella,,,,una gran putada,,,,un saludo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  6. No se puede ser más rastrero que Zoido.O sí,ya una no sabe qué pensar.
    Se irá de rositas al yate de turno.
    Lo mismo les da la marea de muertos,ellos viven viento en popa a toda vela.

    Besos,Pilar.

    ResponderEliminar
  7. En algo nos hemos equivocado muy seriamente cuando estamos promocionando a personas sin escrúpulos, sin formación, sin ética ni principios. Bien es verdad que todos soslayamos cuanto podemos intervenir directamente en política. Preferimos dedicarnos a otras actividades más gratificantes. Ellos se aprovechan de nuestra desgana.
    En cuanto a los refugiados, lo deseable sería que nadie tuviera que abandonar su país por la fuerza.

    ResponderEliminar
  8. No. No eres la única que no puede estar ya más harta y avergonzada.
    Aquí pasa lo mismo. Se está repatriando a muchísima gente y sin poder nada.
    Y a las ONG nos tratan como... (a moscas co...)
    La emigración regular es tratada como ganado. Hacinamientos en lugares lúgubres y próximos a aeropuertos o fronteras para ser deportados cuanto antes. Son sólo números que forman parte del excedente de la cuota asignada...
    Antes aún se podía hacer algo al menos por los refugiados políticos, pero hoy te enfrentas a burócratas sin sangre en las venas.
    Lo de Turquía está poniéndose cada vez más feo, bueno ya sabrás que tienen en la cárcel actualmente a más de 120 periodistas, (sin contar a los que se han ido cargando sobre la marcha) a responsables de ONG y al presidente de A.I in situ Taner Kiliç.

    Y es que esta gente que tiene las riendas del poder y hacer, Pilar, el único espejo que tiene en casa es su propio ombligo, ni hablemos de conciencia...

    Un abrazo.


    ResponderEliminar