, ,

Taconeando

Cristina Cifuentes
Cristina Cifuentes, Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid gracias al apoyo de Ciudadanos, ha ofrecido una entrevista a SModa de El País, en el que luce entre otros un precioso quimono de Adriana Iglesias, y aunque el estilismo de Francesa Rinciari, con mechones libres de su sempiterna coleta, no me ha parecido especialmente favorecedor ofrece una estupenda imagen de mujer segura de sí misma, una mujer en puestos de responsabilidad debería ser una buena noticia.

Lástima que una vez repasadas las fotos en las que luce moda española, al profundizar en la entrevista te topes con este comentario: “Cuando te reúnes con hombres y «te haces la rubia», pero sin bajar la guardia, consigues muchísimo más.” Aunque quizás no debiera extrañarme tanto al descubrir que según su criterio, “el feminismo tradicional (al parecer el que vincula la lucha por la igualdad a ir sin maquillar y con zapato plano) ha identificado la defensa de las mujeres con ir en contra de los hombres”.

En todo caso, asegura “Que tenemos (no me queda claro, si el mundo en general o las feministas sin apellido) que seguir reivindicando la igualdad, porque aún existen muchos micromachismos” y aunque “hay muchas mujeres, entre las que me incluyo, que hemos tenido la suerte (?) de no haber sido discriminadas, pero hay muchas otras que lo siguen siendo.”

En resumen que para Cristina Cifuentes ser mujer, rubia, bien arreglada y lucir altos tacones, te permite hacerte la tonta frente a los hombres y así, sacar ventaja en una negociación. Las feministas tradicionales (mucho más elegante que decir “feminazis” pero que me ha sonado a  lo mismo) deben ajustar sus reivindicaciones a los “micromachismos” (quizás la violencia machista, la discriminación salarial o el desigual reparto de las tareas de cuidados, se han resuelto y aún no nos hemos percatado, empeñadas en ir contra los hombres), porque hay mujeres que son discriminadas.(mala suerte)

Colegir que se refiere a las que no se arreglan adecuadamente o no se usan como elemento de distracción en una mesa de negociación sería un silogismo artero por mi parte, o incluso un pensamiento tan zafio como el de Francisco Rivera Ordoñez a quien quita el sueño una duda existencial: “¿para ser antitaurino hace falta no ducharse?.

Si tu mejor argumento es llamar desarreglada, fea o sucio a quien piensa diferente, si confundes de este modo el fondo con la forma, estás demasiado cerca de trabucar el culo con las témporas. 

¡Qué difícil es la sororidad, en ocasiones! ¡Qué daño nos hacemos a nosotras mismas!

18 comentarios :

  1. Hay mucho twuit, hoy cualquiera toma refranes y los mezcla, frases de sabios y las deforma y twitter lo difunde. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La limitación de caracteres dificulta otra cosa que no sea el mensaje directo, quedando en el lector la interpretación, lo que sin duda supone un riesgo.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Primero decirte que lo del culo con las témporas, lo conocía como no mezclar churras con merinas, asi que gustándome y enriqueciendo mis expresiones idiomáticas, adopto esta variante hoy aprendida (Gracias).

    Segundo (y principal) comentarte que llegara el día en que las mujeres no nos hagamos daño y aprendamos de paso que no es necesario competir entre los sexos, sino colaborar. Espero poder verlo, al menos, en Occidente.

    UN abrazo, Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fondo es el mismo, pero la comparación más extrema ya que las "temporas" se refiere a la cabeza, ;)
      Ojalá llegue el día en que las mujeres no dos hagamos daños entre nosotras y que todas y todos comprendamos que el feminismo busca la igualdad, no la imposición inversa.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Pero Pilar, se trata de Cristina Cifuentes. No es precisamente un pozo de sabiduría. O tal vez lo sea, pero de sabiduría de derecha rancia, obsoleta y tergiversadora. Nada más ver la foto de tu entrada sabía que por algo bueno no salía. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este tipo de declaraciones hace mucho daño, a la sociedad en general y sobre todo a las mujeres, porque la igualdad real está lejos, muy lejos y reducir las diferencias a detalles micromachismos es demoledor. Nada hace más daño que negar la realidad, y desde una posición dominante como la suya hacer culpable a quienes no ha llegado allí.
      Un beso

      Eliminar
  4. Hay mujeres que no ayudan y hombres que tampoco.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón, Emilio, pero lo de las mujeres me duele más.
      Un beso

      Eliminar
  5. yo es que estoy tan sin palabras que no sé ni qué decir...
    te diré que como feminista estoy muy ofendida y muy harta que estas señoras de derechas (no sé porqué, pero suelen ser señoras de derechas) hablen del feminismo bien o mal entendido, y de cual es bueno, de cual no lo es, y de los problemas reales a los que la lucha feminista debería dedicarse...
    porque si todo nuestro problema son los micromachismos, es que esta señora y yo no vivimos en el mismo mundo (cosa que creo que va a ser el problema de que no consiga entenderla) porque si a las muertas que llevamos en lo que va de año, las obvia, yo es que ya no puedo seguir hablando...
    por otro lado, como no soy rubia, no sé lo bien que puede venir hacérselo... que mira, igual si nos tintamos todas (feministas buenas, malas, neutras y no feministas en una unión sin precedentes) va y se nos acaban todos los problemas...
    en fin... que si te he de ser sincera, no esperaba mucho más de ella...
    besotes, y que ha sido una alegría leerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vivimos en el mismo mundo, sin la menor duda. Pero eso no le impediría tener algo de empatía con las demás mujeres ¿no?
      En fin que ni siquiera es sencillo sentirnos unidas.
      Un beso gordo, hermana

      Eliminar
  6. la señora Cifuentes es la cara amable de la derecha, pero por muy amable que sea, no deja de ser de derechas.

    La cabra, siempre tira al monte.

    Ahora me entero de que hay divisiones dentro del feminismo. Que yo sepa, el hábito no hace al monje, ni ser feminista significa ir mal vestida o descuidada

    Me alegro de volver a leerte, aunque yo tampoco me prodigue que digamos últimamente.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya dijo Simone de Beauvoir que mujer no se nace se llega a ser, y con los años, las cosas no han cambiado.
      Un beso

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Pues mira, en el fondo sí, soy tan boba que reo que sobre las ideologías prima la pertenencia, pero claro, me equivoco.
      Un beso

      Eliminar
  8. Pues sí me choca que una persona como Cifuentes diga eso y se quede tan ancha, vamos que no se le mueve ni un pelo... Creemos que ya hemos superado ciertas etapas y de repente te cae un jarro de agua...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo se avanza dando pasos adelante y atrás, pero desde luego, con mujeres como ésta todo es volver a la sombra de la capilla.
      Un beso

      Eliminar
  9. Hola Pilar, Cristina Cifuentes en esta entrevista soltó unas perlas que me dejaron atónita. Me ha gustado tu entrada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conchi, sorprende como parece que ahora solo nos quedan pequeños flecos por resolver, desde su atalaya el machismo ya no existe.
      Un beso

      Eliminar